RSM Uruguay
Languages

Languages

¿Qué impuestos pagan mis ahorros?

Publicado  en Revista Select, julio de 2017

Los uruguayos, a partir de la Reforma Tributaria vigente desde el 01 de julio de 2007, hemos venido sufriendo una serie de cambios con impacto directo tanto a nivel de la capacidad de ahorro como de inversión.  El primero de ellos fue la implantación del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) vigente desde la citada reforma, luego en 2011 se amplió la base imponible quedando incluidas determinadas rentas generadas en el exterior del país y en este año 2017 los recientes cambios introducidos para las inversiones realizadas a través de sociedades originarias de países o territorios de baja o nula tributación.

Por ello consideramos oportuno, hacer un resumen de cómo impactan los cambios mencionados en la capacidad de ahorro o inversión de los residentes fiscales uruguayos.

El impuesto a la Renta de la Persona Física (IRPF) grava en la categoría I las rentas de capital, ya sea mobiliario como inmobiliario. Las rentas de capital mobiliario comprenden todas las rentas de depósitos, préstamos, y en general en toda colocación de capital o de crédito, así como los dividendos o utilidades recibidos de empresas contribuyentes del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE.)

Sin perjuicio de ello, mantienen su exoneración algunos rendimientos no alcanzados por el IRPF como los intereses de Deuda Publica emitidos por el estado, los rendimientos obtenidos a través de las AFAP y los dividendos recibidos de sociedades personales cuando sus ingresos sean menores a USD 500.000 al año.

Para las colocaciones realizadas en el país, las tasas vigentes se ajustan el siguiente detalle:

Intereses depósitos en M/N y en UI, a más de un año en bancos locales

7%

Intereses de obligaciones y otros títulos de deuda, emitidos por entidades residentes a más de 3 años y con cotización en bolsa

7%

Intereses por depósitos a un año o menos, en M/N sin cláusula de reajuste

7%

Dividendos o utilidades pagados o acreditados por contribuyentes del IRAE

7%

Intereses de fideicomisos financieros con cotización en bolsa y a más de 3 anos

7%

Restantes rentas

12%

 

Con referencia a los cambios más recientes, desde el 1 de enero de 2011 los uruguayos debemos tributar IRPF a la tasa del 12% por aquellos rendimientos del capital mobiliario, originados en depósitos, préstamos, si fueron realizados a través de entidades no residentes y constituyen rentas pasivas. Este fue un cambio importante ya que amplía el ámbito de aplicación del impuesto para gravar ciertas rentas generadas fuera del territorio uruguayo (hasta ese momento el concepto de fuente uruguaya de la renta parecía un pilar inamovible).

Continuando con los cambios enunciados, a partir del 1 de enero de 2017,   aquellas rentas obtenidas a través de sociedades radicadas en países, zonas o jurisdicciones de baja o nula tributación, tributarán por todas sus rentas el impuesto a la tasa del 12%, excepto los dividendos recibidos de contribuyentes de IRAE que se mantiene la tasa del 7%. Las rentas obtenidas por este tipo de sociedades se imputan a la persona física en el momento en que se generen con independencia del momento en que se paguen efectivamente.

Hasta aquí hemos analizado el impacto del Impuesto a la Renta, correspondiendo ahora dedicar unas líneas al Impuesto al Patrimonio, el cual grava los bienes o derechos situados en el país. Sin perjuicio de ello existen también algunas exoneraciones a mencionar:

  • Títulos de Deuda Pública, nacional o municipal
  • Valores emitidos por el Banco Hipotecario del Uruguay, por el Banco Central del Uruguay (Bonos y Letras de Tesorería).
  • Acciones de la Corporación Nacional para el Desarrollo
  • Participaciones en el patrimonio de los sujetos pasivos contribuyentes de IRAE.

Adicionalmente existe otra categoría de inversiones que también se encuentran exentas, pero deberán computarse para el cálculo del ajuar de la persona física:

  • Títulos de ahorro y otros similares emitidos al portador
  • La tenencia de obligaciones al portador emitidas por empresas, se coticen o no en una bolsa de valores y nominativas solamente cuando se coticen en bolsa.
  • Los depósitos en instituciones bancarias
  • Certificados en valor oro

El concepto de ajuar refiere a los bienes que constituyen el alhajamiento de la casa habitación del contribuyente y se calcula como un 10% del doble del mínimo no imponible más un 20% sobre el valor de activos computables que exceda aquel valor.

En resumen debemos distinguir aquellas inversiones exentas en su totalidad del Impuesto al Patrimonio y aquellas que si bien están exentas, deben computarse para el cálculo del ajuar y por lo tanto generan una carga adicional del impuesto por vía indirecta.

 

 

 

How can we help you?

Contact us by phone +59829030313 or submit your questions, comments, or proposal requests.

Email us

Authors

Ana Inés Montaldo
Socio Director