RSM México
Languages

Languages

Tecnología y home office: cómo adaptar 7 interacciones propias de la oficina

RSM Insight

La pandemia de Coronavirus (COVID-19) ha provocado un cambio importante en los planes de todas las empresas de América del Norte, con cuarentenas y pautas de distanciamiento social que causan una incertidumbre sin precedentes. Las empresas están tratando de continuar haciendo negocios lo más cerca posible de lo normal, y esto generalmente significa implementar políticas de trabajo remotas o de home office.

Muchas empresas no tienen mucha experiencia para facilitar el trabajo remoto a gran escala; ahora es el momento perfecto para aprender cuántas tareas tradicionales en persona se pueden realizar fácilmente fuera de la oficina.

Por ejemplo, estas siete interacciones comunes en los negocios pueden llevarse a cabo casi sin problemas de forma remota, en muchos casos con empresas de tecnología que ya tienen, o pueden adquirir fácilmente, incluso durante esta pandemia.

  1. La charla: Un empleado se acerca a un compañero de trabajo o cliente actual o potencial para iniciar una conversación. En un entorno de trabajo remoto, esas mismas interacciones se pueden realizar con herramientas digitales, como las de Microsoft Office 365, por ejemplo, con capacidades interactivas de chat, video y documentos compartidos.
  2. El argumento de venta: Tradicionalmente, una empresa realiza reuniones cara a cara con un posible cliente y le presenta una propuesta. Sin embargo, al hacer home office, las empresas pueden aprovechar para hacer reuniones de video con clientes potenciales y utilizar Word, PowerPoint y OneDrive, entre muchos otros programas, para crear y comunicar propuestas.
  3. La sesión de trabajo: En cualquier día en la oficina, los empleados colaboran y se reúnen con los clientes para delinear estrategias y conceptos. En un escenario remoto, las personas pueden tener la misma interacción a través de aplicaciones como Teams o Whiteboard.
  4. La revisión mensual: en cada negocio, las partes interesadas se reúnen periódicamente para revisar las métricas y documentos clave del negocio. Varias plataformas pueden simular efectivamente estas revisiones, incluidos Teams, Power BI, Word, Forms y Meeting Notes.
  5. La revisión final: cerca de la conclusión de un proyecto, las personas suelen pasar un documento por la oficina para una última revisión. Los empleados pueden replicar ese comportamiento a partir de sus correos electrónicos o de un chat.
  6. La revisión de los empleados: en ciertos momentos del año, los empleados generalmente se reúnen con superiores para evaluar el desempeño laboral. Esto también se puede realizar dentro de Teams, con posible soporte a través de Microsoft PowerPoint y Power Apps.
  7. El enfriador de agua: uno de los efectos secundarios difíciles de la cuarentena para muchos empleados es la falta de interacción social. Sin embargo, las organizaciones pueden mantener horas sociales virtuales a través de equipos para facilitar las conexiones entre los compañeros de oficina y recuperar parte de la empatía de equipo y comunicación normales de la oficina.

 

Claramente, con un poco de creatividad y flexibilidad, estas siete interacciones se pueden adaptar y lograr dentro de un entorno diferente.

Si bien el Coronavirus ha forzado un cambio significativo hacia el trabajo remoto obligatorio para muchas empresas del mercado intermedio, en realidad puede ser un paso transformador. Una vez que la pandemia haya disminuido, las empresas que se sientan cómodas aprovechando la tecnología para aumentar las capacidades de trabajo remoto estarán bien situadas para mejorar el acceso y la visibilidad, y ampliar las capacidades del negocio para satisfacer de manera más eficiente las necesidades de los clientes y empleados en el futuro.


ORIGINAL

https://rsmus.com/economics/coronavirus-resource-center/shifting-7-business-functions-to-a-remote-environment.html

¿Cómo podemos ayudarle?

Contáctenos vía telefónica al  01 (55) 5093. 6200 o envíe sus preguntas, comentarios o solicitudes de propuestas.

Enviar correo electrónico