¿Cómo han ayudado los datos optimizados y la tecnología al sector salud durante la pandemia?

Durante un reciente foro del sector sanitario organizado en parte por RSM en Estados Unidos, médicos, directores de información, analistas, líderes financieros y desarrolladores de negocios de diversos sistemas sanitarios compartieron sus opiniones sobre el impacto de los analíticos de datos y la tecnología durante el punto más alto de la pandemia y los continuos esfuerzos de reapertura.

Con base en esas discusiones, RSM US LLP pudo identificar las áreas en las que los datos optimizados y la tecnología han tenido un impacto definitivo a lo largo de la pandemia. ¿Se podrán tomar en cuenta estas experiencias para encaminar la nueva normalidad hacia un sector salud basado en big data y analíticos? Estos son los puntos clave que vale la pena revisar:

  • Volumen de pacientes y nivel de engagement

La mayoría de los participantes en el foro se mostraron satisfechos de que el volumen de pacientes haya vuelto a aumentar. No quedó claro si todavía hay pacientes perdidos en el seguimiento o que necesitan una asistencia. La mayoría del grupo no lo cree así, pero varios dijeron que los volúmenes siguen siendo al menos un 5% más bajos que antes de la pandemia.

También es posible que sigan existiendo lagunas asistenciales no identificadas. Varios miembros del grupo indicaron que los procedimientos de bienestar, como las colonoscopias, siguen siendo bajos, al igual que las consultas de especialistas. En lo que sí coincidieron todos fue en la importancia de los portales de pacientes y los mensajes de texto para mantener a los pacientes comprometidos y mejorar la comunicación.

  • Análisis de los quirófanos

Si hay un área en la que este grupo sintió una necesidad continua de análisis, es la gestión de los quirófanos, específicamente las cirugías, la capacidad y la utilización de los bloques. Varios participantes expresaron la necesidad de contar con mejores herramientas para optimizar los horarios de los quirófanos y los procedimientos y mejorar la asignación de bloques. Parece que hay insatisfacción con las soluciones de historia clínica electrónica y con las opciones de los proveedores. Un área que preocupa aún más es la gestión de las remisiones.

  • Previsión

Un tema avanzado fue la previsión y el análisis predictivo. La mayoría de los participantes en el foro habían considerado la necesidad de predecir los volúmenes de pacientes, la ocupación, las necesidades de personal, los retrasos de los pacientes en las cirugías y otras medidas relacionadas.

Algunos lo habían intentado, pero hubo consenso en que la mayoría de las soluciones siguen siendo reaccionarias y tácticas. Los proveedores son muy buenos reaccionando a los acontecimientos, pero prever situaciones y prepararse para ellas está más allá de sus capacidades actuales.

Los participantes se mostraron optimistas en cuanto a que sus capacidades de previsión mejorarán en el futuro, pero reconocieron que es un área en la que todavía es necesario crecer.


Los participantes también reflexionaron sobre los factores que les han ayudado a tener éxito hasta ahora durante la pandemia, entre ellos:


  • Cooperación y colaboración

Un tema importante del grupo fue que han encontrado el éxito no compitiendo con otros proveedores, sino tendiendo la mano, comunicándose y asociándose. Los hospitales comunitarios comentaron cómo, durante los periodos de alta demanda, no sólo se organizaron para enviar a sus pacientes de cuidados críticos COVID-19 a hospitales más avanzados, sino que también intentaron aliviar la carga de esos hospitales aceptando a algunos de sus pacientes de menor agudeza.

Otros participantes hablaron de cómo han compartido información y recursos con organizaciones locales. Todos expresaron un sentimiento de orgullo por unirse para ayudar a sus comunidades.

  • Flexibilidad y agilidad

Ninguno de los participantes afirmó estar especialmente preparado para la pandemia. Por el contrario, las historias de éxito parecían ser el resultado de ser capaces de reaccionar rápidamente y responder a lo inesperado. Ya sea implementando rápidamente sistemas de salud a distancia (telesalud) y otras soluciones virtuales, escuchando y apoyando al personal y a los pacientes, reutilizando camas y clínicas, o empleando procesos y técnicas de desvío de los servicios de urgencias, el hilo conductor fue que, aunque los proveedores no estaban preparados para los desafíos, han sido capaces de manejarlo rápidamente aprovechando la tecnología.

Las dificultades surgen sobre todo cuando se duda en cambiar y los logros han sido en su mayoría el resultado de una extraordinaria voluntad de adaptación.

  • Personas, procesos, datos y tecnología

Todos los participantes pensaron que aprovechar los datos y los análisis ha sido primordial no sólo durante la pandemia hasta ahora, sino que lo seguirá siendo en el futuro. Sin embargo, nadie describió técnicas avanzadas de automatización o soluciones de inteligencia artificial.

En su lugar, se habló de la importancia de las reuniones periódicas sobre la seguridad de los pacientes, los análisis de supervisión de la capacidad, los simulacros de incendio, las rondas estructuradas y los procesos ágiles para reconocer los problemas a tiempo y reaccionar. Si bien hubo interés en temas de analítica avanzada, la mayoría de las soluciones concretas fueron el resultado de los insights de la analítica estratégica junto con la capacitación de los empleados.

Lo que hay que saber

La mayoría del grupo reconoció el papel crucial que la tecnología y los datos han desempeñado hasta ahora para salir con éxito de la tormenta de la pandemia y se espera que haya más oportunidades de aprovechar la analítica en el futuro.

Sin embargo, quedó claro que el éxito, tanto en el pasado como en el futuro, radica en capacitar al personal y proporcionarle los recursos suficientes, incluyendo datos y analíticos, para tener éxito.


NOTA ORIGINAL

https://rsmus.com/what-we-do/industries/health-care/health-care-data-analytics.html

¿Cómo podemos ayudarle?

Contáctenos vía telefónica al  01 (55) 5093. 6200 o envíe sus preguntas, comentarios o solicitudes de propuestas.

Enviar correo electrónico