RSM México
Languages

Languages

5 Cosas que las empresas pueden hacer para prepararse contra las consecuencias del Coronavirus

¿Tú negocio está preparado?

Las empresas de todo el mundo están lidiando con la propagación del Coronavirus (COVID-19), ya que se espera que los efectos del brote de la enfermedad ahoguen aún más las cadenas de suministro mundiales y obstaculicen la movilidad de la fuerza laboral. Es probable que la transmisión generalizada de la enfermedad ocurra en México en algún momento, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Incluso si las empresas carecen actualmente de un plan de emergencia para responder a la situación, aún pueden tomar medidas para mitigar el riesgo y minimizar los efectos negativos de las consecuencias del Coronavirus. Aquí hay un vistazo a cinco cosas que las empresas pueden hacer para desarrollar su resistencia frente al brote, y que también pueden ser útiles para prepararse para otros escenarios de emergencia:

1. Desarrollar un plan de comunicación de crisis

Un plan claro de comunicación de crisis en caso de emergencia ayuda a las organizaciones a ceñirse al riesgo reputacional, así como a la confusión entre empleados, líderes y clientes. Las empresas deben tener planes que describan quiénes son los líderes principales y alternativos en cada segmento de la empresa; qué personas tienen la autoridad para tomar decisiones finales; directrices sobre métodos de comunicación aceptables, plazos de escalamiento y procedimientos de notificación dentro de la organización; y pautas para quién está designado para manejar el contacto con entidades externas (como los medios de comunicación o las agencias reguladoras).

2. Examinar lo esencial

Durante una crisis, las empresas deben determinar qué procesos son críticos para continuar con las operaciones y qué procesos pueden suspenderse temporalmente. Por ejemplo, un fabricante puede suspender sus operaciones de mercadeo y capacitación por un periodo, pero mantener sus sistemas de planta en funcionamiento. Las organizaciones necesitan comprender qué recursos se requieren para respaldar las operaciones críticas.

3. Desarrollar estrategias de equipo

Al igual que para determinar los procesos más críticos dentro de una organización, las empresas necesitan comprender el nivel mínimo de personal necesario para respaldar esas operaciones centrales.

El desarrollo de una matriz de personal que describa claramente el personal primario y alternativo, junto con las funciones de trabajo para cada función, puede ser útil. Las empresas deben capacitar a los empleados que podrían ofrecer apoyo, pero que pueden no tener experiencia en roles específicos en los que pueden necesitar intervenir. Al prepararse para la interrupción, también es importante planificar tener ausencias de los empleados y si esas ausencias provienen de los empleados por enfermarse, tener familiares enfermos, lidiar con cierres gubernamentales y comerciales o limitaciones de tránsito.

4. Perfeccionar las políticas del home office

Las empresas deben revisar sus políticas y capacidades para el trabajo remoto o home office en el caso de que los empleados prefieran o deban trabajar desde casa o en otro lugar que no sea su ubicación habitual. Los planes de personal deben identificar qué procesos pueden seguir funcionando si los empleados trabajan de forma remota. Las organizaciones deben asegurarse de que los empleados que trabajan de forma remota puedan acceder a los sistemas y datos necesarios, así como que los equipos de soporte de TI estén disponibles para los usuarios remotos.

5. Identificar dependencias de proveedores

A raíz de un brote como estos, las empresas no sólo necesitan evaluar sus propios sistemas internos. Deben evaluar cómo la crisis afecta a sus proveedores y, a su vez, les afecta a ellos. Las empresas deben identificar a los proveedores asociados con sus operaciones comerciales críticas, identificar proveedores sustitutos, en caso de que sean necesarios, y desarrollar cronogramas que incorporen las expectativas de posibles retrasos de los proveedores.

Las empresas también deben mantenerse al día con la orientación y las actualizaciones de sus agencias de salud pública locales y regionales a medida que evoluciona la situación del Coronavirus.

CDC tiene pautas útiles sobre las medidas que los empleadores deben tomar para promover una higiene adecuada en el lugar de trabajo para limitar la propagación de la enfermedad. Todo esto es una visión general de lo que las empresas deben revisar en medio del brote de Coronavirus y la incertidumbre económica que conlleva.

RSM ofrece recursos para ayudar a las organizaciones a enfrentar una variedad de interrupciones importantes. Encuentra más información sobre cómo nuestra empresa puede ayudarte con la continuidad de tu negocio y la planificación de recuperación ante desastres en nuestro centro de recursos.


ORIGINAL

https://rsmus.com/economics/coronavirus-resource-center/5-things-organizations-can-do-to-brace-against-coronavirus-fallo.html

¿Cómo podemos ayudarle?

Contáctenos vía telefónica al  01 (55) 5093. 6200 o envíe sus preguntas, comentarios o solicitudes de propuestas.

Enviar correo electrónico