Planeación ante más tensión comercial y aranceles: ¿Ahora qué?

La escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China se convirtió en una noticia candente durante el verano. Muchos en la comunidad empresarial esperaban que la imposición de aranceles por parte de los Estados Unidos fuera una táctica de negociación a corto plazo para corregir el déficit comercial con el mayor socio comercial de los Estados Unidos. Cuando se hizo evidente que las tensiones comerciales se intensificarían, el conservadurismo fiscal de las empresas medianas siguió en medio de la incertidumbre global. La investigación de RSM muestra que la mayoría de las empresas medianas no están dispuestas a desplegar el exceso de efectivo en sus balances para invertir en crecimiento, a pesar de los excedentes debidos a la reforma fiscal y a un sólido ciclo económico. Los aranceles, junto con la volatilidad adicional del mercado causada por socios comerciales globales inestables como Italia y Venezuela, entre otros, han dejado a los presidentes ejecutivos preparándose para resultados negativos derivados de los problemas del comercio mundial. 

La Casa Blanca continúa utilizando variados aranceles para estimular la renegociación de los acuerdos comerciales multilaterales y repatriar las cadenas de suministro globales a los Estados Unidos. Este importante cambio de política tiene implicaciones directas e indirectas para muchas empresas medianas.

Las empresas estadounidenses no han tratado con aranceles de esta magnitud desde la década de 1920; pocas tienen un plano de cómo manejarlos. Mientras tanto, los nuevos acuerdos comerciales, como el Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá, firmado en septiembre para reemplazar al TLCAN, han hecho aún más difícil discernir los hechos desde una postura política.

El Impacto a las empresas nacionales, el papel de los grandes rivales.

El impacto negativo de las tarifas en las empresas medianas ya es evidente. En una entrevista con el Middle Market Transformative Radio   Show, Cindi Bigelow,  CEO de la Bigelow Tea Co., un fabricante estadounidense de tés secos, estimó que la tarifa impuesta en marzo al aluminio  estaba a punto de costar a su compañía casi $ 2 millones y ya ha cambiado la forma en que la empresa compra y almacena  suministros desde el extranjero. “Nos han impactado significativamente”, dice ella. “Esa tarifa de aluminio fue aplastante para nuestra pequeña compañía de té”.

Bigelow  no está sola. Un ejecutivo de negocios de una empresa mediana, que distribuye a las grandes tiendas reconoció que la empresa estima que los nuevos impuestos en una amplia gama de productos de consumo de China, que entró en vigor en septiembre, podrían reducir los márgenes operativos hasta en un 13 por ciento. Aunque es probable que los clientes minoristas acepten aumentos de precios, el cliente no tenía la esperanza de que los grandes minoristas, que representan una parte significativa de la base de clientes de la compañía, hagan lo mismo. De cualquier manera, es probable que los nuevos impuestos en la frontera tengan un impacto significativo en los resultados de la empresa.

Un ejecutivo de otra empresa mediana también desconfiaba del papel que pueden desempeñar las grandes tiendas en la respuesta del sector. El cliente, una cadena familiar de ferreterías, espera aumentos en los precios al por mayor a un nivel nunca antes visto en los más de 100 años de historia de la compañía, y le preocupa transmitirlos a los clientes en sus tiendas de manera oportuna. Si el mercado, impulsado por las grandes tiendas, no permite aumentos de precios, el impacto esperado en los márgenes operativos de la empresa podría ser catastrófico. No sólo perjudicaría las ganancias, sino que también frenaría los gastos de capital planificados para iniciativas digitales y tecnología de la información, dejando a la empresa en una desventaja competitiva. 

PREGUNTAS FRECUENTES 

Con el nuevo acuerdo firmado entre Estados Unidos, México y Canadá, que reemplaza al TLCAN, ¿desaparecerán las tarifas impuestas anteriormente en 2018?

No. Si bien el acuerdo incluye algunas ganancias significativas para las empresas medianas, las tarifas de aluminio y acero aplicadas tanto en Canadá como en México a principios de 2018 no se eliminaron.

¿Quién paga el arancel?

Normalmente, el importador paga el arancel al país tributador. Por ejemplo, cuando un fabricante estadounidense importa acero de China, el arancel se calcula en la frontera de los Estados Unidos y es pagado por la empresa importadora. El gasto adicional está destinado a crear un mayor incentivo para buscar materiales en otros lugares y disminuir la demanda del exportador.

¿Si ya pagué por los bienes y esos bienes aún están en tránsito cuando entren en vigor las nuevas tarifas, se aplican las tarifas?

Sí, los países imponen las tarifas en el puerto de entrada.

 ¿Cómo y dónde se aplican y pagan las tarifas?

Los aranceles estadounidenses se incluyen en los sistemas de pago de la Patrulla Aduanera y Fronteriza y se pagan cuando las mercancías llegan a la frontera de los Estados Unidos. De manera similar, los aranceles sobre las mercancías exportadas se pagan cuando las mercancías pasan por la aduana en su destino.

¿Si compro un producto en el extranjero y ese producto es parte de un artículo de valor agregado, como un automóvil que se mueve a través de la frontera varias veces, pago el impuesto sólo una o varias veces?

Si el bien cae bajo los tramos de los impuestos al acero o al aluminio que rigen las fronteras de Canadá y México, entonces deberá pagar el impuesto varias veces.

¿Puedo solicitar una exclusión o buscar una exención?

Sí, las exclusiones y exenciones son posibles. Sin embargo, la aplicación parece ser un proceso largo y laborioso con una baja probabilidad de éxito, basado en la evidencia hasta la fecha.

Las tarifas son temporales, ¿verdad? ¿Debería abastecerme de bienes importantes afectados por tarifas antes del próximo aumento y luego esperar?

No hay una respuesta clara. Sin embargo, los líderes empresariales deben esperar una disputa comercial prolongada. Existen numerosas opciones a considerar cuando se planea en torno a una hoja de ruta comercial global, incluidos algunos de los pasos que hemos descrito a continuación.

¿Cuáles son mis opciones para lidiar con el aumento de los costos?

Hay cinco enfoques principales, cada uno con beneficios e inconvenientes, y no todos estarán disponibles para todas las empresas. En general, sin embargo, una empresa puede hacer lo siguiente:

  • Surtirse de material con origen en países con un arancel más bajo.
  • Modificar un insumo para que quede bajo un código que no se vea impactado por las tarifas. Un producto prefabricado puede caer dentro de una categoría cubierta por tarifas mientras que los subcomponentes puede que no, o viceversa.
  • Desafiar legalmente los códigos arancelarios para ciertos materiales y componentes
  • Solicitar una exención
  • Transmitir los costos a los consumidores a través de aumentos de precios

Los siguientes pasos

El impacto de los aranceles va más allá de los aumentos de costos directos de los impuestos de importación. Los minoristas, por ejemplo, deben prepararse para los ajustes de precios de inventario al tener suficientes etiquetas de precios. También deben asegurarse de presupuestar suficientes horas de nómina para que los empleados de las tiendas actualicen el inventario y cambien la rotulación, pasos que pueden parecer triviales, pero que pueden aumentar los gastos rápidamente. Todas las compañías de productos de consumo, incluidos minoristas, fabricantes y distribuidores, también deben hablar con los proveedores a lo largo de su cadena de suministro, intentar cuantificar el impacto que podrían tener los aumentos en precios y considerar si los costos adicionales pueden transferirse a los clientes. El desempeño financiero y la valoración de acciones tanto para las empresas privadas como para las que cotizan en bolsa podrían verse significativamente afectados si no se toman las medidas adecuadas para planificar y prepararse.

Considere lo siguiente:

  • Evaluación de impacto: comprender qué componentes y materiales se ven afectados por el código de tarifa.
  • Evaluación del impacto de los costos: obtenga proyección del impacto de las mayores tarifas al analizar los costos reales contra los costos actuales o planificados y su cronograma.
  • Modelo de costos: desarrolle un escenario y análisis de “qué pasaría si” para los costos de materiales que aumentaron a nivel de producto.
  • Repatriación de la cadena de suministro: la repatriación de productos a los Estados Unidos puede ser una opción. Mudarse a otros países fuera de las zonas arancelarias podría ser una solución.
  • Una fusión o adquisición: algunas empresas con márgenes operativos pequeños o falta de interés en continuar en las líneas de negocios pueden considerar las fusiones y adquisiciones como una opción realista.
  • Financiamiento de capital privado: una inyección de efectivo de capital privado puede ser una opción para las empresas que no pueden encontrar un crédito puente.

Los aranceles y la tensión comercial hacen difícil encontrar el mejor camino a seguir, pero no imposible. Visite el centro de recursos de tarifas de RSM tariff resource center para obtener una cobertura continua sobre cómo las empresas medianas puede reaccionar con confianza y planear de manera decisiva.

¿Cómo podemos ayudarle?

Contáctenos vía telefónica al  01 (55) 5093. 6200 o envíe sus preguntas, comentarios o solicitudes de propuestas.

Enviar correo electrónico