BEPS y más allá

Al respecto de los impuestos, el temor más recurrente en los negocios internacionales es cometer una ofensa accidentalmente. Esto podría incluir la omisión de la presentación adecuada de declaraciones, registro y cálculo inadecuado de las deducciones o ingresos, o simplemente fallar en el cumplimiento de las complicadas regulaciones de retenciones de impuestos a empleados. El cambio frecuente de condiciones y regulaciones, hace que esta preocupación sea aun mayor. Esto es particularmente desafiante en negocios que atraviesan fronteras y que necesitan mantenerse en cumplimiento en varios países.
 
Cuando las discrepancias o las dudas no se resuelven, o las obligaciones no programadas de impuestos se acumulan, los negocios pueden encontrarse en una posición donde han quebrantado las leyes de países donde tienen operaciones menores y poco conocimiento de la regulación local. Esto es malo tanto para los negocios como para las autoridades fiscalizadoras que buscan desarrollar sistemas impositivos justos y balanceados. ¿Cómo pueden los negocios estar al día con todos estos cambios?

Estos son algunos de los temas más relevantes relacionados con los impuestos internacionales y a los cuales hay que estar alerta:

BEPS

En Europa existe un buen grado de uniformidad en la aplicación del programa anti-erosión de la base impositiva y traslado de beneficios (BEPS) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD) gracias al acuerdo las naciones miembro. En América y Asia Pacífico, el rango va desde países con implementación completa hasta países donde no existe aplicación del programa. Esto hace más complejo el cumplimiento en esas economías. A la luz de esta realidad, las empresas debieran considerar como una prioridad el análisis de sus estructuras para determinar que están en cumplimiento de las regulaciones no solamente locales sino en todos los países donde hacen negocios. 

El BEPS ha sido considerado como un programa relacionado con el Impuesto Sobre la Renta, pero en realidad es mucho más que eso. Las compañías se beneficiarían enormemente si establecieran estructuras de gobierno corporativo que puedan monitorear la evolución de sus operaciones mientras avanzan hacia el cumplimiento del BEPS.

Algunos cambios relevantes son:

- Precios de Transferencia: Muchos países están endureciendo las reglas de los precios de transferencia y comenzarán a requerir más documentación relacionada al negocio para evidenciar el cumplimiento con las reglas del BEPS.

- Requerimientos Sustanciales: Los tratados de doble imposición han resultado ineficaces y existen nuevos instrumentos multilaterales que buscan modernizar y hacer efectivos los tratados, por ejemplo, la prohibición de que compañías registren ganancias en jurisdicciones donde no tienen presencia física en términos de espacio de oficina, empleados y otros activos. 

- Operaciones Híbridas: En Europa ya se ha visto recortes a los beneficios a compañías que usan estructuras impositivas híbridas para reducir su carga tributaria.

- Intercambio de información: Muchos países están promoviendo la transferencia y revelación de información en tiempo real entre autoridades fiscales de los países involucrados en el intercambio comercial. Los negocios deben planificar y operar bajo la premisa de que la divulgación completa se está convirtiendo en la nueva norma. 

La OECD está implementando un programa de monitoreo para determinar qué países han implementado adecuadamente las recomendaciones del programa BEPS. Esto significa, al menos en teoría, que en el futuro debiéramos ver más uniformidad en la aplicación del programa.

Reforma Fiscal Americana en Impase

Los Senadores Republicanos votaron para postergar la implementación de los recortes del impuesto corporativo y para restringir los beneficios de otras deducciones de impuestos en discusión. Esto significa que la reforma fiscal no verá implementación hasta más adelante en 2018, así que muchos negocios han tomado la postura de “esperar y ver que pasa”. De acuerdo con el plan del Senado, se impondrá un impuesto de al menos 10% a los ingresos por activos intangibles como la propiedad intelectual, pero este será aplicado de forma diferente si la compañía es local o si es una subsidiaria domiciliada en el exterior. 

El efecto inmediato de estas medidas ha sido la inestabilidad de los mercados a la espera de que que estas noticias afecten el valor del dólar. Es difícil predecir el impacto final, pero es muy probable que haya repercusiones importantes durante el tiempo que la economía de los Estados Unidos experimente esa tensión.

Papeles del Paraíso

Alrededor del mundo, los Papeles del Paraíso (y anteriormente los Papeles de Panamá) han provocado una conversación global respecto a lo que es ilegal, lo que es inmoral, pero es legal y lo que nos solamente es inmoral sino además es ilegal. El programa de la BBC, Panorama, ha liderado una investigación global con el apoyo de más de 100 organizaciones de medios en 67 países. Esto parece indicar que los impuestos internacionales permanecerán en la agenda de los medios en el futuro previsible. Por el momento, el enfoque son los millonarios individuales y compañías de alto perfil, pero es muy probable que compañías con operaciones internacionales sean objeto de escrutinio cuando las autoridades de cada país comiencen a buscar la repatriación de los beneficios. 

En este contexto, las compañías activas globalmente debieran establecer una política de impuestos que provea un mensaje claro a reguladores, empleados y clientes. Actualmente, esto es obligatorio solamente en algunos países para las compañías listadas en bolsa de valores. Sin embargo, la presión al resto de compañías para ser vistas como “justas” en cuanto al pago de sus impuestos muy probablemente llevará este asunto más allá. Hacer planes al respecto hace buen sentido de negocios. 

Adaptado del Artículo escrito por Rob Mander publicado en www.rsm.global 
 

Como podemos ayudarte?

Contáctenos por teléfono +(502) 2268 9700 o envíe sus preguntas, comentarios o peticiones de propuestas.

Email us