La Automatización Robótica de Procesos, o RPA, por sus siglas en inglés,  consiste en la utilización de un software dotado de capacidades de inteligencia artificial, para la automatización de tareas predecibles, repetitivas y de gran volumen.

Está pensada para aquellas transacciones y operaciones que no requieren interpretación ni juicio previo por parte de un ser humano, fundamentalmente aquellas de back office, como ser: seguir reglas y ejecutar decisiones con base en escenarios predeterminados, procesar solicitudes, desencadenar respuestas, leer y escribir en bases de datos.

De esta forma, el capital humano puede abocar sus esfuerzos en desarrollar nuevas competencias que generen valor e incrementen la competitividad del negocio.