Servicios de Prevención y Salud en el Trabajo

por Agustina Silva, encargada en el departamento de Consultoría de RSM UY

La importancia de la implementación de Servicios de Prevención y Salud en el Trabajo en la nueva realidad

Obligatoriedad

Desde el año 2014, junto a la promulgación del Decreto 127/014 en el Uruguay, destacamos la importancia de contar con servicios destinados a la prevención de riesgos en el trabajo, cuyo objetivo principal es cuidar la salud e integridad de los trabajadores.

Desde mayo de 2019 rige la obligatoriedad para todas las empresas con más de 300 empleados de contar con estos servicios. 

Por su parte, para aquellas empresas con una plantilla de 5 a 299 empleados, la prórroga otorgada para la implementación fue de 18 meses y finalizará en noviembre de 2021.

¿Qué son los servicios de prevención y salud en el trabajo?

Los entenderemos como los investidos de funciones esencialmente preventivas y encargadas de asesorar al empleador, a los trabajadores y a sus representantes en la empresa sobre:

  • Como establecer y conservar un medio ambiente de trabajo seguro y sano que favorezca una salud física y mental en relación con el trabajo;
  • La adaptación del trabajo a las capacidades de los trabajadores.

¿Quiénes componen los equipos para brindar estos servicios?

Estará integrado al menos por un Médico Laboral y un Técnico Prevencionista, pudiendo ser complementado por un Psicólogo, personal de enfermería y otras especialidades asociadas a los temas de salud y seguridad en el trabajo haciendo énfasis en el tipo de empresa o rama de actividad.

¿Cuáles serán las funciones de estos servicios?

Entre otras funciones, los servicios de prevención estarán enfocados principalmente en:

  • Identificación y evaluación de los riesgos que puedan afectar a la salud en el lugar de trabajo;
  • Vigilancia de los factores del medio ambiente de trabajo y de las prácticas de trabajo que puedan afectar la salud de los trabajadores, incluidas las instalaciones sanitarias, comedores y alojamientos;
  • Asesoramiento sobre la planificación y la organización del trabajo, el diseño de los lugares físicos, la selección, el mantenimiento y el estado de los equipos y la maquinaria para el desarrollo de las  tareas así como de los equipos de protección individual y colectiva;
  • Vigilancia de la salud de los trabajadores en relación con el trabajo;
  • Fomento de la adaptación del trabajo a los trabajadores;
  • Colaboración en la difusión de información, en la formación y educación en materia de salud e higiene en el trabajo y de ergonomía;
  • Organización de los primeros auxilios y de la atención de urgencia contemplando la elaboración de planes y programas de emergencia y contingencia para el caso de siniestros dentro de la empresa.

¿Quién nos controlará y qué sanciones podríamos enfrentar si no cumplimos?

La Inspección General del Trabajo y la Seguridad Social será la encargada de supervisar y controlar el funcionamiento de estos servicios, mientras que el Ministerio de Salud Pública , será el encargado de asesorar en materia de salud.

Las infracciones a estas disposiciones, serán sancionadas de acuerdo al régimen general (Decreto 186/04). 

Manufacturing_offset_338470_low res.jpg

La importancia de los servicios de prevención en la vuelta al trabajo después del coronavirus

La aparición del Covid-19 ha supuesto un nuevo riesgo, que tenemos que afrontar, no solo manteniendo las distancias de seguridad y detección de posibles fuentes de contagio, sino diseñando a nivel empresarial, un plan de contingencia riguroso que amplíe las actuaciones técnicas y de vigilancia de la salud de los trabajadores.

Se ponen sobre la mesa nuevas formas de trabajo (como el teletrabajo), por lo que las medidas preventivas tienen que ampliarse e ir más allá del espacio laboral, contemplando también las rutinas extra laborales y la salud integral de los empleados. Las medidas preventivas deberán convertirse en hábitos. 

Los riesgos psicosociales y ergonómicos cobran un protagonismo como nunca antes.

La crisis sanitaria generada por la pandemia y las medidas adoptadas por el Gobierno , han generado un sobre estrés en la población trabajadora, sobre todo ante la incertidumbre laboral y el miedo al contagio.

El teletrabajo, la ausencia de herramientas de trabajo y mobiliario que cumplan con atributos de calidad mínimos y la falta muchas veces de un ambiente adecuado para cumplir con las diferentes tareas, traen consigo un aumento al riesgo de padecer distintas lesiones o molestias del tipo ergonómico, que, generalmente, se localizan en el cuello, la espalda, y las muñecas.

Para hacer frente a este nuevo paquete de riesgos a los que se hayan expuestos los trabajadores, la implementación de los servicios de prevención será de vital importancia, principalmente para la prevención de las tan temidas enfermedades laborales.

¿Podemos ayudarlo?

Si desea más información sobre nuestros servicios, por favor contacte a nuestro equipo de profesionales.